Aunque el mes está por terminar, el año apenas comienza. Enero ha sido únicamente una suave introducción a la energía que trae el 2020. Este año la energía pide cambio. Es tiempo de recoger los frutos de todo lo que sembramos la década pasada. Es momento de digerir e integrar todo el aprendizaje, crecer e ir hacia arriba y adelante.

El tiempo para sentarnos a esperar a que las cosas sucedan ya pasó. Este nuevo ciclo es de acción, de poner en práctica todo lo aprendido y hacer los cambios que corresponden para seguir expandiendo nuestra energía y contribuyendo a la existencia.

Hoy toca mirarnos al espejo, dejarnos de auto críticas y aceptarnos como los Seres de luz que en realidad somos. Ya es tiempo de reconocernos capaces y potentes y hacer magia con las bendiciones que el Universo nos regala en todo momento. Confiar en nosotras mismas y nuestra potencia es la clave.

La energía está cambiando y no va a parar, si no cambiamos junto con ella nos puede arrastrar hasta que elijamos ponernos de pie y seguir su paso. Fluir con la energía es mucho más fácil que resistirnos y luchar contra ella. Te compartimos esta pequeña lista de prácticas diarias que puedes agregar a tu vida para que fluyas con suavidad en este cambio:

  1. Meditar: no es necesario hacerlo durante 3 horas diarias, 5 minutos diarios o varias veces al día en verdad harán una diferencia en tu energía e incluso llegarás a darte más espacio para ello.
  2. Observar: sentarte en silencio unos minutos al día y simplemente observar sin juzgar, le dará a tu mente y energía el descanso que requiere, es una gran disciplina.
  3. Respirar: hacer respiraciones lentas y profundas ayuda a regular nuestro sistema nervioso y liberar estrés. Siéntate y concentra tu atención en tu respiración, haz 10 respiraciones seguidas,  lentas y profundas cada vez que te acuerdes o cuando el estrés esté a tope.
  4. Conectar con la naturaleza: riega plantas o sal a caminar al parque o bosque, abraza árboles, date al menos 10 minutos para recargar tu energía con la naturaleza, conecta con su sabiduría y paz.
  5. Cúbrete de luz: todas las mañanas antes de salir de la cama y todas las noches antes de dormir, cierra os ojos y visualiza que una esfera de Luz te cubre e inunda por completo, dale una intención, puede ser luz de amor, dicha, alegría, paz, armonía, etc.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here