Volver a casa. Ese ha sido el claro mensaje del planeta entero, de la Tierra, del Universo, de la energía. Este es tiempo de volver a casa, de redescubrirnos, de encontrar un hogar en nuestro interior y si aún no hay un hogar, es tiempo de crearlo.

En ocasiones evitamos ir hacia adentro porque parece no ser importante, provoca miedo lo que podríamos encontrar, pero profundizar en nuestro interior es de los regalos más bellos que podemos darnos a nosotras mismas y a los demás. Es abrirnos a mirarnos a los ojos, a observar a quien nos mira en el espejo, a aceptarla, amarla y hacer las paces con nosotras mismas.

La vida entera nos está regalando tiempo para hacer una pausa global y esta pausa nos ha permito cambiar muchos hábitos, observarnos y reconocer lo que es verdaderamente importante. Hemos vuelto a lo básico, recurrido a la imaginación y el ingenio para vivir cada día de la mejor manera en casa.

Mantener la paz se ha convertido en uno de los tesoros más preciados, no aburrirse es ahora un arte. En Kalia creemos en cuatro pilares fundamentales que nos ayudan a mantener la paz y el equilibrio, si todos los días nutrimos estos cuatro pilares, nos sentiremos cada vez en más armonía y nuestra frecuencia vibratoria se mantendrá vibrando alto.

TU CORAZÓN
Esta área nos invita a nutrir y activar aquello que genera emociones positivas dentro de nosotros. Para nutrir esta área te sugerimos realizar cada día al menos una actividad que engrandezca, nutra o sane tu corazón, tales como cantar, danzar, el arte, la música, aspectos creativos, etc.

TU CUERPO
Es importante mover nuestro cuerpo todos los días para fortalecerlo, mantenerlo flexible, elástico y en perfecto funcionamiento. Realizar al menos 20 minutos de actividad física todos los días para darle vida a tu cuerpo, elevar tu sistema inmune y generar endorfinas que te llenen de alegría hará la diferencia.

TU ESENCIA
Conectar con nuestro Ser es una clave muy importante. Separa tiempo durante el día para profundizar en tu interior, tu sabiduría interna, tu conexión con lo divino a través de meditación, relajación, lectura de textos espirituales, etc.

TU INTELECTO
Nutrir y ejercitar nuestra mente es igualmente importante, activarla y redescubrir nuevos recursos; puede ser desde leer un libro, aprender algo nuevo, hasta armar un rompecabezas, es una forma de poner tu mente a trabajar a tu favor.

Lo importante es no sólo nutrir estos pilares durante esta temporada complicada, sino convertirlo en un hábito que día a día siga nutriendo y enriqueciendo nuestra vida a pesar de lo que sea. Ya es tiempo de volver a casa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here