¿Sabes cómo se conecta nuestro medio ambiente interno con el del planeta?
Dentro de nosotros, también habitan microorganismos que viven en distintos ambientes en nuestro cuerpo y que requieren características específicas para existir. Pero si nos vamos más allá de eso, también dentro de nosotros hay todo un mundo energético interior, en el que cada elección que tomamos, cada acción y reacción, cada sentir, tiene una consecuencia en nuestra energía, células y moléculas.

Nuestro cuerpo, es el hogar de este medio ambiente interno y estemos consciente o no, nosotros somos quienes podemos o no procurar que este ambiente sea de armonía, que nuestra energía funcione en altas vibraciones y como consecuencia de ello nuestras células estén saludables. Cuando esto es así, el cuerpo tiene salud y gozamos de bienestar porque estamos vibrando en sintonía con el Todo.

Las emociones están completamente ligadas a las enfermedades. Cuando enfermamos, es porque hemos ignorado/descuidado/olvidado/guardado en el fondo del cajón nuestras emociones (tristeza, enojo, angustia, estrés, ansiedad, frustración, etc.). La enfermedad es una de las formas en las que el cuerpo trata de comunicarnos algo, de hacernos saber que hay algo que no hemos atendido. Antes de llegar a la enfermedad, intenta comunicarlo de formas más sutiles que a veces elegimos ignorar o simplemente no notamos. Así que la enfermedad llega para que sí o sí, hagas una breve pausa en tu vida y la atiendas. Lo ideal sería tomar consciencia de por qué llegó esta enfermedad a ti, qué hay detrás de ella que no haz resuelto, y una vez que lo descubras,  sanarlo para que no regrese ni continue mermando tu energía y salud.

Ignorarnos es uno de las actitudes más dañinas energética, física, mental y emocionalmente que podemos tener con nosotros mismos. Es invalidarnos, no reconocernos, quitar toda importancia a nuestra existencia. ¿Por qué elegiríamos eso?, ¿por qué tratarnos así? 

Sólo podemos dar lo que tenemos dentro, así que ¿cómo podemos cuidar al medio ambiente y al planeta si no cuidamos de nosotros mismos?, ¿qué podemos ofrecer si no empezamos por cuidar nuestro medio ambiente interior? Cuando comienzas a trabajar en tu interior, a reconocer tu potencia, a permitirte Ser quien eres sin juzgarte, empiezas a cuidar de ti, a enamorarte de ti, y una persona enamorada de sí misma (no confundir con narcisismo) como consecuencia, sólo puede dar amor al prójimo, al entorno y todo el planeta.

Hagámosle un favor al Medio Ambiente, a la Tierra y al Universo entero y comencemos a prender la luz interna que habita en nostros. Desde tu luz es más fácil iluminar.

Foto por: Patrick Schneider.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here